jueves, 24 de febrero de 2011

Cisne negro

Es desde ya la mejor película del año.

No hay palabras para definir este film mezcla de drama y suspense, de terror y tragedia, de locura y belleza que me ha dejado hipnotizado.


Nota: 10

Y todo tiene sentido gracias a la brutal encarnación que Natalie Portman hace del personaje de Nina, baliarina escogida para el papel de Reina Cisne en El lago de los cisnes que la sumerge en un viaje interior de oscuro descubrimiento. Su transformación de Cisne Blanco, puro, bello y delicado, en Cisne Negro, salvaje, provocador y sensual, la conduce a una metamorfosis visceral y psicótica para alcanzar la perfección, a sabiendas de que ese viaje puede ser el camino a la autodestrucción.

Sin desmerecer al resto de actores, Natalie Portman brilla en cada secuencia, adentrándose en el personaje y el personaje dentro de ella como pocas veces he visto en una pantalla. Esta película del genial Darren Aronofsky es una experiencia salvaje, delirante, lírica y perturbadora. Una obra maestra.

1 comentario:

El Blog de Rubén Sanz dijo...

Esta es la que tiene que ser la ganadora a la mejor película, indiscutiblemente es la película más perfectamente montada y dirigida desde hace mucho tiempo, y Natalie Portman esta espectacular, una diva no, una diosa cisne es lo que es.
Esos pequeños efectos especiales que mete Darren Aronofsky en su justo momento sin abusar de ellos y ese final es lo que hace que la película tenga grandeza.
Fantástica la película, se la recomiendo a todos.
Un beso mi amor.
¡Ru!