lunes, 21 de febrero de 2011

Mamma Mía!

¿De qué os podría hablar hoy? ¿Del fin de OT? De fondo lo tengo, pero después de ver cómo una tía es capaz de cantar una canción de Paulina Rubio incluso peor que Paulina Rubio, he decidido que no me interesa.

Y viendo a la siempre sonriente Nina, que yo creo que va con el vibrador puesto porque eso no es normal, me he acordado de cuánto la eché en falta en el musical de Mamma mía! Es una pena que se pierda una parte importante del casting original cuando una gran producción como ésta sale de gira. Recaló en Burgos a primeros de mes. Y cuando un musical sale de gira después de seis temporadas en cartel se hace notar, bastante, el desgaste de los actores y el vaivén de intérpretes.


El espectáculo de Mamma Mía! estuvo bien, bastante bien, pero no dejé de tener la sensación de ver una versión low cost del inicial, y el cansancio de algunos de los actores, no sólo por los años que lleva sino por el esfuerzo que suponen ocho representaciones en cinco días.

Por supuesto, merece destacar el trabajo de Mone (Montserrat Teruel) en el papel principal de Sophie, una actriz y cantante injustamente desconocida, a pesar de ser reconocida por todos cono la voz de La Bella y la Bestia.Y los momentazos de Marta Valverde, los más divertidos de la función.

Por lo demás es una historia de lo más previsible y simple, entretenida, especialmente en la primera parte que se pasa volando, dejándose llevar por las versiones de las más conocidas canciones de ABBA y que culmina con una espectacular escena  de música y baile. La segunda parte decae un poco, pues se centra en la parte más dramática del enredo y se anima en los últimos minutos con todo el reparto desatándose con la canción que da título a la obra y Waterloo, a modo de bises musicales, una vez desenlazada la historia.

Total, que me hubiese gustado un poco más de pasión en el escenario y ver a algunos de los cantantes que triunfaron en Madrid.

Pero no nos engañemos, todo esto es una excusa para disfrutar de la banda sonora, y es que son muchas más de las que pensamos las canciones de ABBA que nos sabemos.

1 comentario:

El Blog de Rubén Sanz dijo...

Llegas un poco tarde con lo del musical de Mamma Mía amor. Fue un Musical muy bonito pero le faltaba algo, como por ejemplo un poquito más de baile, porque era un poco escaso en ciertas cosas.
Tkm.
¡Ru!